¿Vives en una localidad de menos de 10.000 habitantes? Di adiós a las franjas horarias

Camino bajo el Puente Real de Badajoz. Foto: Miguel Ángel García de la Rosa
Léelo en 2 minutos

Desde este viernes

El Ministerio de Sanidad, en su nueva orden, ha flexibilizado algunas medidas en aquellas localidades que cuentan con menos de 10.000 habitantes. Según recoge hoy el BOE, y será de aplicación desde este viernes, si vives en una localidad que no supere esta cantidad de vecinos, ya puedes olvidarte de las restricciones horarias tanto para las salidas de niños y menores de 70 años como para la práctica al aire libre de actividad física no profesional.

En la práctica, estas medidas suponen un adelantamiento de parte de las medidas que se esperaban en la fase 2 para aquellas localidades que -aún estando en fase 0 o 1- cumplan con este criterio de población y, además, el de tener una densidad de población menor de cien habitantes por kilómetro cuadrado y que su casco urbano no sea colindante a otro de más de 10.000 habitantes.

Otra de las medidas que entran hoy en vigor para estas poblaciones afecta a los acompañantes de los menores de 14 años en sus desplazamientos, caso en el que ya no será de aplicación el límite de un adulto responsable y hasta tres niños, por lo que podrán salir juntos todos los que convivan en un mismo domicilio.

Respecto a la distancia en la que se podrán realizar paseos y actividades deportivas, la orden precisa que deben hacerse a una distancia máxima de cinco kilómetros, incluyendo municipios adyacentes, siempre que estos se encuentren dentro del ámbito de aplicación de la referida orden y pertenezcan a la misma unidad territorial.

En otro orden, también se permitirán desde hoy los mercadillos al aire libre y la apertura de los locales de hostelería y restauración para consumo en el interior del local, salvo discotecas y bares de ocio nocturno.

Esta medida afecta al 90 por ciento de los municipios de España que, según el INE, tienen una población inferior a 10.001 habitantes, y que suponen un 20 por ciento de la población. En Extremadura, el porcentaje de localidades que no superan esa barrera es aún mayor: el 97 %.