Poveda cubre de flamenco el Teatro Romano de Mérida

Miguel Poveda inundó de pasión flamenca un Teatro Romano de Mérida abarrotado en el que miles de sus seguidores alabaron su impresionante voz en la que fue la cita más flamenca del STONE&MUSIC Festival. Fue un auténtico recital que estuvo acompañado de palmas y vítores por parte de un público entregado con los temas más conocidos como las ‘Canciones populares de Lorca o las ‘Malagueñas’.

El catalán salió al escenario acompañado de una gran ovación, ataviado con pantalón negro, adornado con una cadena en la cintura, camiseta negra y chaqueta también negra con brocados floreados del mismo color, aunque luego cambiaría de look en varias ocasiones,

Arrancó con ‘Cantando por bulerías, ‘Ay qué pena, Carmen Amaya’, para continuar con la ‘Oda a Walt Wilthman’. Y, por supuesto, no podía faltar su particular homenaje a Federico García Lorca. O ‘Cantaor’, en la que se lució sentado en una típica silla flamenca de madera y esparto.

Tras las primeras bulerías, el cantante se adentró en el pop con ‘Patria’, tema de su último álbum: “Mérida, vamos a disfrutar. La música, mi gente y ustedes son mi patria”, para continuar con ‘Padre’, una composición de Serrat para concienciar sobre el cuidado del planeta. Le sucedió el estilo caribeño con ‘El gran varón’, para seguir con el bolero ‘Te odio y te quiero’ y la ranchera ‘Viaje destino a México’ en la que improviso con un: “Volver, volver y volver a mi Mérida otra vez”.

El catalán, acompañado por 15 músicos en el escenario, siguió por tangos y fandangos, hasta que llegaron las alegrías de ‘Cai’, ‘El tirititrán de Espelta’ y Pericón, el ‘Artesano’ para terminar por rumbas y poner punto y final al espectáculo con ‘Diverso’. Pero todavía quedaba una sorpresa, la invitación que Poveda hizo para que subiera al escenario la bailaora emeritense Fuensanta Blanco, que demostró su fuerza y su poderío

Desde el inicio de su presentación, Poveda, destacó estar encantado con estar en Mérida en su tercera vez en el Teatro Romano. “Vengo a que se remuevan las columnas de este teatro, a reivindicar el flamenco en los festivales. Estoy que me canto encima y espero que cuando salgan de aquí digan que merece la pena vivir y la música”. Fueron más de dos horas y media de recital flamenco un proyecto que él define como “un viaje musical” entre ritmos andaluces y los sones llegados de América Latina. Un repertorio exquisito, similar a una paleta de colores, como reza el cartel promocional de su última gira, ‘Diverso’.

ESTATUILLA
Antes del concierto Miguel Poveda recibió la STONE M que cada año STONE&MUSIC Festival entrega a los artistas. Se la entregó la bailaora emeritense Fuensanta Blanco, recién incorporada al Ballet Flamenco de Andalucía: “Para mí es un regalo estar aquí, un orgullo como flamenca y como defensora de la cultura. Siento admiración por Poveda por lo que es dentro y fuera de los escenarios y para Mérida es muy importante que él este aquí”

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.