Día de Portugal: ¿por qué se celebra el 10 de junio?

Se conoce como el Día de Portugal, pero oficialmente es el Día de Camões, de Portugal y de las Comunidades Portuguesas. El 10 de junio también se dedica al Ángel Custodio de Portugal y se celebra además el día de la Lengua Portuguesa, del Ciudadano Nacional y de las Fuerzas Armadas.

Desde el año 2013 Extremadura también lo celebra. En la región extremeña, se festeja principalmente en las ciudades de Badajoz y Olivenza, a través de diversas ceremonias, actividades, conciertos musicales que juntan a miles de personas entre emigrantes portugueses, luso-españoles o iberistas, que este año se han suspendido por el estado de alarma. Todo gracias al hecho de que es una región que tiene una gran relación con Portugal desde hace siglos, principalmente con la región vecina del Alentejo, el mejor ejemplo de esa relación es la Eurociudad de Badajoz-Elvas-Campomayor.

Cada 10 de junio, los portugueses celebran su fiesta nacional. El Día de Portugal, de Camões y de las Comunidades Portuguesas se celebra en esa fecha desde el año 1580, día del fallecimiento del escritor y poeta Luis de Camões, considerado como uno de los más grandes exponentes de la lengua lusa.

Se celebra ese día como homenaje al escritor y poeta del siglo XVI, Luis de Camões, uno de los máximos exponentes de la literatura lusa y que falleció el 10 de junio de 1580

La historia de rememorar el día que falleció Luis de Camões nace a finales del siglo XIX, cuando en 1880 un grupo de personas decide recordar el tercer centenario de la muerte de este particular personaje. A pesar que en los primeros años de la República era considerado una fiesta exclusivamente municipal, a partir de ahí la fiesta se asentó de forma anual, aunque no fue hasta el año 1924, cuando se consideró como fiesta nacional.

Durante el Estado Novo, también conocido como Segunda República, de 1933 hasta la Revolución de los Claveles el 25 de abril de 1974, se celebraba como el Día de la Raza. A partir de 1963 el 10 de junio comenzó a utilizarse para homenajear a las Fuerzas Armadas portuguesas, toda una exaltación de la guerra y el poder colonial. Pero con una filosofía diferente, la Tercera República lo convirtió en el Día de Portugal, de Camões y de las Comunidades Portuguesas en el año 1978.

Pasada esta oscura época de Portugal, se volvió a festejar el Día de Portugal de forma tradicional, es decir, haciendo hincapié en recordar la memoria de Luis de Camões, así como recordar a los portugueses que viven en otros puntos del mundo. Es por esto que el nombre completo de la fiesta es el Día de Portugal, de Camões y de las Comunidades Portuguesas.