El primer día de autorización para realizar paseos y ejercicio físico desde el comienzo del estado de alarma saca a los pacenses a la calle desde primera hora de la mañana.